TRES MANERAS DE INSTAURAR LA HONESTIDAD EN NUESTROS NIÑOS

Muchas veces tendemos a decir como padres que los niños se han tornado cada vez más difíciles de criar y le echamos la culpa a las nuevas tecnologías, al ambiente, a la situación socio económica del mundo y a miles de factores ajenos a ellos y a nuestro núcleo familiar, cuando en realidad somos los adultos a su cargo los que tenemos que estructurar el camino para que ellos logren el propósito de todos que es Ser Felices.

 

Instaurar valores en nuestros niños es una de las tareas más importantes que tenemos como padres; uno de los valores de mayor importancia para su vida en general es la Honestidad, es decir, la capacidad de que siempre sean verdaderos consigo mismos y con los demás, que digan la verdad, que sean transparentes con sus emociones, sus pensamientos y sus acciones y que busquen siempre actuar buscando servir y ayudar.

 

Existen 3 formas fáciles y efectivas para lograr instaurar la Honestidad en nuestros niños y se las expongo a continuación:

 

  1. TENER NORMAS CLARAS: Una familia que tenga normas claras, precisas y lógicas logrará tener hijos honestos y respetuosos. Nuestros niños necesitan saber que como padres valoramos profundamente la verdad y que además las consecuencias de mentir siempre serán más grandes que las consecuencias por aquello que hicieron que los llevó a decir mentiras.

Es clave que los niños sepan que siempre que digan la verdad van a ser escuchados, comprendidos y valorados, pese a que lo que hayan hecho sea de gravedad o no. Si los niños le tienen miedo a sus padres o a la severidad de las consecuencias en casa, preferirán mentir que asumir su responsabilidad y esto es lo que debemos evitar.

Cuidado porque no es ser laxos o condescendientes sino firmes y comprensivos.

 

  1. ENSEÑARLES A REFLEXIONAR: Enseñarles a cuestionarse es de gran ayuda en el momento en que decidan mentir, es decir, que tengan la capacidad de preguntarse si la mentira valdrá la pena, si le harán un daño grande a las personas que aman, si aquello que están ocultando les pertenece y les sirve, etc.

Un niño que se aprende a cuestionar es un adulto que tomará decisiones desde la consciencia y a esto queremos apuntar como padres.

 

  1. RECOMPENSAR LA VERDAD: Para nuestros hijos es de gran importancia la opinión que tengamos de ellos y por tanto, nuestra aprobación sobre sus acciones. A pesar de que no podemos caer en el error de criarlos como dependientes o incapaces de tomar sus propias decisiones, ayuda mucho el recompensarlos en sus acciones honestas y sobretodo, cumplir con lo expuesto en los puntos anteriores, es decir, que si logramos que digan la verdad, realmente las consecuencias no sean tan severas, haya mayor comprensión de la situación y les ayudemos a solucionar sus errores en lugar de simplemente castigarlos por lo ocurrido.

 

Como ven, trabajar con nuestros niños no es tan complejo como parece algunas veces y se trata de tener nosotros el camino muy claro y lo más organizado posible con el fin de recorrerlo más fácil con ellos; eso si, sin olvidar que no hay métodos perfectos ni familias perfectas pero si formas más fáciles de Aprender a Ser Felices.

 

Andrea Giraldo Ruiz

La entrada TRES MANERAS DE INSTAURAR LA HONESTIDAD EN NUESTROS NIÑOS se publicó primero en Sajeeva.

Leave a comment

    Add comment