Hibisco. Cuerpo, mente y espíritu son uno.

La Hibiscus Rosa- Sinensis es una flor originaria del Asia oriental y encontró un gran hogar en Hawai, en donde fue solarizada para el sistema de California. 

Es una flor que como virtud tiene la capacidad de unir a través del amor, el alma y el cuerpo. Con Hibisco tu sexo recobrará su calor y fuerza. 

En ocasiones vivimos la sexualidad de manera fría, impersonal, sin vitalidad, como resultado de experiencia traumáticas. Estas experiencias pueden llevarte a tener relaciones sexuales por obligación, excluyendo la afectividad y la ternura, así como alejándote del placer y el gozo. 

Esta esencia te ayudará a sanar las heridas producidas por abusos o explotación que pudiera estar acarreando tu alma femenina, reconectándote con el calor y el fuego de tu sexo, poniéndote en contacto con la fuerza vital que en él vive. 

En casos de vaginitis, por ejemplo, es muy buena para permitir la desinflamación y apertura de la vagina, que se ha cerrado por un miedo que la lleva a protegerse. En estos casos, Hibisco puede mezclarse con Poison Oak (sistema california) para mejores resultados. 

Si estas en pareja y están viviendo una etapa en donde las relaciones sexuales son monótonas o ausentes pueden tomar juntos o juntas Hibisco, permitiéndoles reconectar con el fuego que los une en la intimidad. Al mismo tiempo, la flor te lleva reconectarte con el calor de su sexo, así como también une el sexo con el corazón, tejiendo sus corazones en amor. 

Esta flor roja que crece en lugares cálidos y adopta una postura abierta, similar a una vagina disponible, está acá para que recuerdes abrirte a las virtudes del sexo con confianza, ternura, vitalidad y sensualidad. 

Con esta afirmación puedes atraer la vibración sanadora de esta flor: 

“El amor es el puente entre el alma y el cuerpo. Mi sexualidad es una expresión del amor. Siento la alegría de la vida fluyendo libremente dentro de mí. Afirmo una calidez amorosa en cuerpo y alma”. 

Recuerda que puedes trabajar con la imagen de la flor o si estas frecuentando a una terapeuta floral y al leer el artículo resonaste con lo narrado, puedes proponerle que quieres experimentar con este preparado floral. 

¡Floreciendo me lleno de vida! 

Melisa Vargas Ojeda 

www.facebook.com/mimareadevenus 

mimareadevenus@gmail.com

Dejar un comentario

Agregar comentario