Azucena o Lirio Mariposa.

Mariposa Lily. 

Esta preciosa flor blanca, con centro amarillo y puntos purpura, aflora con la primavera y deja de estar en la tierra cuando el otoño llega. Esta es una de las razones por las que Mariposa Lily se ha vinculado a Deméter, debido a que en este momento estacional de la tierra Deméter se reúne con su hija Perséfone, a la que se le permite volver del inframundo. 

Pero, ¿quién es Deméter? Fue una diosa griega de la agricultura, la fecundidad y símbolo de la madre nutricia que cuida, protege y lucha por sus hijas e hijos. Es hermana de Zeus, con el que concibió a Perséfone. Por cosas del destino Hades, dios del inframundo, rapta a Perséfone y, por órdenes de Zeus, debe permitir que Perséfone sea liberada y regrese a la superficie de la tierra. Es ahí cuando, gracias a la alegría que su retorno produce en el corazón de la madre (Deméter), la primavera es posible, la vida renace y las flores ven la luz. 

Este es un remedio floral que nos ayuda a integrar todas aquellas carencias que tenemos con respecto a lo materno, desequilibrios en el vínculo materno temprano, tanto desapego como sobreprotección. Muchas veces este tipo de carencias generan una falta de modelo femenino en la mujer (hija) y en el hombre (hijo), pudiendo aparecer cierto rechazo u hostilidad frente a lo femenino. 

Mariposa Lily nos ayuda a mejorar el vínculo con la madre interna, con cómo podemos ser madres de nosotras mismas, contribuyendo a que uno se sienta querido y pueda querer. Es un remedio hermoso para darle a niñas o niños prematuros, recién nacidos que han estado en incubadora o han sufrido separaciones tempranas. 

Es un remedio que potencia la salud de una de las relaciones más importantes para todas las personas en el mundo: la relación con la madre. Pues es gracias a esa relación que podemos aprender acerca de lo que significa nutrir. Es a través de nuestra madre que la abundancia se abre en nuestros caminos y nos ayuda a estar en paz con lo más grande de la feminidad. 

Recuerda que puedes trabajar con la imagen de la flor o si estas frecuentando a una terapeuta floral y al leer el artículo resonaste con lo narrado, puedes proponerle que quieres experimentar con este preparado floral. 

¡Floreciendo me lleno de vida! 

Melisa Vargas Ojeda 

www.facebook.com/mimareadevenus 

mimareadevenus@gmail.com

Dejar un comentario

Agregar comentario